Una mujer embarazada de ocho meses pierde a su bebé tras sufrir una paliza presuntamente a manos de su novio