Se abren dos nuevas bocas en el volcán de La Palma: más lava y más casas arrasadas