La denuncia de una joven embarazada con un posible tumor a la que dan cita para dentro de un año y tres meses: “Se vive con desesperación”