Continúa el calvario de Ángel: su caso seguirá en el juzgado de violencia de género