Aviso o amenaza: la carta de Hacienda que indigna a los pequeños comercios