Basura, jeringuillas, heces: así viven los ocupas de esta sucursal bancaria de Madrid