La última agresión en el metro de Barcelona: "Todo el mundo miraba pero nadie me ayudó"