Un equipo de ‘Cuarto Milenio’ pasa una noche en la casa de la muerte