Antonio Piñero: "Jesús fue un maestro que posteriormente fue divinizado"