La sorprendente historia de Mónico Sánchez, el Tesla español que viajó a Nueva York