‘Chemtrails’, ¿Contaminación o conspiración?