El empleo de la parapsicología como arma de las guerras más cruentas del siglo XX