Rescatamos el caso de Pons Prades: el español que pasó siete horas en una nave extraterrestre