La autopsia de Michael Jackson revela un importante dato que alguien quiso esconder