¿Qué ocurre cuando el director de un manicomio es un sádico? Los sanatorios más tenebrosos