El caso del caracol zombi: cerebro devorado por un virus y abocado al suicidio