Aldo Linares siente verdadera angustia en el cementerio olvidado: “Veo una mujer llorando, un hombre va detrás de ella”