Pasamos un día con Iker y Carmen en el lugar más tenebroso de estos 500 programas