Iker Jiménez: "Tras los cristales de mi casa vi una mirada animal que me observaba, luminosa casi"