Molino de viento, la calle de la prostitución