Pablo Ráez, "siempre fuerte"