El independentismo toma la Navidad: un pueblo de Lleida representa a los jueces del procés como diablos