Paqui pierde una de sus batallas