El interés de un oso por entrar en un coche genera expectación en las redes sociales