Un alce descomunal aparece junto a la carretera haciendo diminutos a los todoterrenos que pasaban a su lado