Patricia, la joven retenida por una secta en Perú, continúa defendiendo a su captor