Las intensas lluvias inundan las calles de A Coruña y obligan a cortar el tráfico