Nuria, la mujer asesinada por su expareja en Maracena, había pedido asesoramiento jurídico