Batalla campal de ultras a las puertas de San Mamés