Una serpiente aparece en el Muro de las Lamentaciones y dispara el miedo a profecías y malos presagios