Florence toca tierra en EEUU y deja a medio millón de personas sin luz y más de 400.000 afectados