Un piloto rechaza volar sin su copiloto favorita y hace esperar dos horas a los pasajeros