Estambul, azotada por una intensa tormenta de lluvias y granizo