Puigdemont usa la encuesta del cambio de la hora para defender ante la UE el 1-O