La pitada del la Copa del Rey 2015, a juicio