Las estadísticas desmontan las mentiras de Vox