A Vox le salen las cuentas: se ha convertido en el partido de más de un millón de euros