El artefacto de Génova era rudimentario y los Tedax creen que no habría explotado