Seis familias del Raval, pendientes del desahucio por un inversor israelí