José Antonio y su equipo, atascados en el barro con el coche: “No nos podemos quedar en estos caminos porque hay bandidos y rebeldes”