Mónica Naranjo abre su corazón para hablar de sus dos pilares: su mejor amigo y su hermano, ya fallecidos