El reencuentro entre las dos familias pone las cartas sobre la mesa: ¡Demasiadas discrepancias!