Salamanca Style: un arquitecto, una Duato y un niño rico de la milla de oro madrileña