Raquel se adapta al campo... como puede: "Me he arañado todo el culo"