¡Lo más surrealista! Joaquín y Mariano se desnudan para perder el miedo escénico y Kiki y Fali, disfrazados de cangrejo y pulpo, les pillan