Cristo recibe dos peces y una carta de su admirador secreto: “Esto ya es un admirador en serie”