Vicente y Ray realizan ayunos de ocho días: “Esto es a vida o muerte”