La subida del alquiler multiplica por doce la subida de salarios