Para Garrido (PP), la moción es la “puesta de largo” de Ruiz Huerta, portavoz de Podemos