350.000 personas dependientes esperan a recibir su ayuda